martes, 28 de agosto de 2012

Hallando el sueño de Dios para ti.

                                                                                       por Helen Mitchell
(Para ver el original en inglés haz click en el título)

"Porque Yo sé los planes que tengo para ustedes, ‘declara el Señor´, planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza (Jeremías 29:11)

En nuestro interior está la necesidad de esperanza. ¿Quién no quiere vivir una vida próspera con esperanza en el futuro? Leemos este verso, lo recitamos, y lo ponemos
en cuadros en nuestra casa, pero aún queda una lucha dentro de nosotros. ¿Cómo sabemos a ciencia cierta que estamos viviendo la vida que Dios planeó? ¿Podría haber algo más?

Fe es creer en lo que Dios dice, independientemente de nuestras circunstancias. Cuando la vida es buena, es fácil tener fe y sentirnos esperanzados, pero ¿qué pasa con los momentos en que aún haciendo todo lo correcto, la vida y el trabajo llegan a un callejón sin salida?

Entonces, ¿qué? ¿Podemos todavía creer que hay un plan y un propósito cuando hemos sido despedidos o falló la promoción o perdimos ese cliente grande o nos sentimos atrapados en un trabajo insatisfactorio?

Dios quiere que tú sepas que Él tiene un plan para tu vida. Él te creó para lograr algo especial para él. Nos ha dado Jeremías 29:11 para recordarnos este hecho, especialmente en aquellos momentos límites. ¿Cómo vamos a salir de la rutina y ponernos en el camino de Dios? Salmo 25:12 nos dice: A los que te honran, tú les muestras cómo deben vivir.

¿Qué pasa con el sueño de Dios para tu vida? El sueño de Dios para ti es personal. El sueño de Dios para ti es positivo.
¿Cuál es mi respuesta? Dedica toda tu vida a Dios. Tienes que estar dispuesto a hacer lo que Dios quiere que hagas, incluso antes de que él te lo diga.

Muchas veces los planes de Dios para nosotros son diferentes de la vida que estamos viviendo ahora o los hábitos y actitudes que tenemos. Como una fábrica de re-equipamiento para producir un producto nuevo, Dios nos da la opción de deshacernos de aquellas cosas que no encajan en el ideal de vida que él tiene para nosotros.
Quitémonos todo peso que nos impida correr… Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante. (Hebreos 12:1)

Dedicar nuestra vida a Dios no significa vivir en un monasterio o abandonar nuestra actual forma de vida. Dedicar la propia vida a Dios significa que él es el primero en todo lo que hacemos. Nuestros corazones y nuestras mentes se fijan en el cumplimiento de sus deseos, en lugar de los nuestros.

Reserva un tiempo a solas con Dios. No se puede descubrir el sueño de Dios a menos que pases tiempo con Dios.
Escucha esto,… Detente y considera las maravillas de Dios. (Job 37:14)
Dios habla a las personas que toman tiempo para escuchar.
Asóciate con soñadores que aman a Dios.
Pasa tiempo con gente que está tratando de descubrir el sueño de Dios para su vida. El hierro se afila con el hierro, por lo que un amigo afila un amigo. (Proverbios 27:17)

domingo, 1 de mayo de 2011

Help@work

 por Helen M. Mitchel
(trad. Daniel Martin)
“…Dios, nuestro Padre sabe lo que ustedes necesitan, aún antes de que se lo pidan.” (Mt. 6:8)
Estuve despierto toda la noche trabajando en un proyecto para la mañana.Yo y mi familia estabamos en una temporada larga y difícil y sentía el peso de la vida y la frustración por la falta de progreso en la vida.
Mientras mi esposo y yo nos juntamos por la mañana para orar por nuestro día y nuestra familia, mi cabeza me dolía por falta de sueño y todo lo que se me ocurría para orar era: "Señor, tú sabes nuestra situación. Tú sabes nuestras necesidades mejor que nadie. Pedimos ayuda. Pedimos que se haga tu voluntad a través de las personas que vas a enviar a nosotros".
Antes de llegar a mi cita, recibí un correo electrónico de una amiga. Yo no la había visto en años, pero recientemente nos reconectamos mientras compartíamos una taza de café. En su correo electrónico se limitó a decir que quería traernos la cena de esa noche. Sí, eso era lo que necesitábamos.
Dios la envió para que nos ayude en nuestro tiempo de necesidad. Pero la realidad es que el plan ya estaba en marcha antes de que nosotros pidiéramos. Ella ya había decidido traernos la cena y lo había hecho la noche antes de que oramos por la ayuda de Dios. “...Dios, nuestro Padre sabe lo que ustedes necesitan, aún antes de que se lo pidan.” (Mateo 6:8)
Tendemos a buscar a Dios cuando la respuesta a una situación se nos escapa, como al determinar si tenemos un modelo de negocio viable o cómo arreglarnos con una mayor carga de trabajo después del último despido o cómo ganar dinero en un mercado con menor cantidad de clientes y de rentabilidad. Buscar al Señor en asuntos en los que ya tenemos las cosas bajo control, puede ser más difícil porque no se siente natural. A todos nos pasó alguna vez que tomamos decisiones, que parecían tan buenas en el momento de tomarlas pero, al final, descubrimos que no fueron buenas ideas.
Tal vez nos enseñaron cuando niños que debemos ser autosuficientes y que todo depende de nosotros. O tal vez a causa de nuestra competencia y capacidad somos autosuficientes y confiados. O tal vez esperamos tenerlo todo bien planeado antes de ofrecer una idea o pedir ayuda a alguien.
Fuimos diseñados para trabajar en comunidad con otros y con el Señor:
1. No intentes resolverlo todo por tí mismo.
Porque en Cristo están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento (Col. 2:2-3) y “...gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes y, por medio de nosotros, esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento. (2 Cor. 2:14). Dios es el autor de toda la creatividad y la innovación (Génesis 1:1).
Dios se opone a los orgullosos, pero brinda su ayuda a los humildes (Stgo. 4:6) y “...Nuestro Dios ama la justicia y quiere demostrarles cuanto los ama.” (Is. 30:18).
La verdad, 'más valen dos que uno', porque sacan más provecho de lo que hacen.” (Ecl. 4:9).
2. Pide ayuda.
La tierra y todo lo que hay en ella, incluyendo tu trabajo, le pertenece al Señor (Deut. 10:14), no hay nada fuera de su cuidado o preocupación (Mt. 10:30). Así que oren siempre y den gracias en toda circunstancia (1 Tes. 5:17-18). Para seguir la dirección del Señor en el trabajo, debemos escucharle, conocer su voz y luego seguirlo (Juan 10:27).
3. Busca a quien ayudar.
Al igual que mi amigo, usted puede ser el que ayuda a su compañero de trabajo. El Señor investiga el corazón y examina la mente, (Jer. 17:10) asi que pidele que te guíe a quien ayudar el día de hoy. Según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, especialmente a aquellos que pertenecen a la familia de la fe. (Gál. 6:10)
El Señor es bueno a los que esperan en él, a quienes lo buscan; (Lam. 3:25) 
UNA ORACIÓN PARA EL TRABAJO:

-------------------------------------------------- ------------------------------

Querido Señor, por favor, perdóname por las veces que ni siquiera he pensado en ti durante mi jornada de trabajo. Muéstrame tu voluntad para mí en el trabajo y cómo puedo representarte ante mis compañeros. Amén.

Hasta la próxima semana ...

Hablando la verdad en amor



trad. Daniel Martin
"... al hablar la verdad en amor, creceremos en todos los aspectos en Aquél que es la cabeza, es decir, Cristo, " (Efesios 4:15)
Las palabras tienen el poder para edificar o derribar. Para dar vida o destruir. Para alentar o desalentar.
El dominio de nuestras palabras es más que contar hasta diez en medio de los conflictos o morderse la lengua cuando se presenta un plan que usted sabe que no va a funcionar.
Uno de los errores más comunes en las organizaciones es la falta de retroalimentación sobre el desempeño y de las evaluaciones de desempeño. La experiencia demuestra que los comentarios y críticas son superficiales cuando se producen. Nos encanta dar elogios, pero tendemos a recortar nuestra opinión sobre cómo mejorar y nos escondemos del conflicto o nos ponemos a criticar sin intentar resolver. La mayoría de la gente tiene dificultades con decir la verdad en amor. Dar nuestra opinión y decir la verdad no es solo para nuestro supervisor o para la revisión anual – Tenemos oportunidad con nuestras palabras todos los días en casa, en nuestro lugar de trabajo y en nuestra comunidad.
Dios sabe cómo las palabras son poderosas. En Génesis 1, Él habló trayendo el mundo y la vida a la existencia. Pero Dios es tan misericordioso y el Salmo 103:14 dice que Él sabe cómo estamos hechos, esto incluye el tener dificultades, a veces, para manejar la responsabilidad y el poder de nuestras palabras.
El poder de las palabras:
Mi boca me lleva adonde voy. - "Mira también a los veleros: a pesar de que son tan grandes y están impulsados ​​por los fuertes vientos, son manejados por un timón muy pequeño que expresa los deseos del piloto." (Stgo 3:4)
Mi boca puede destruir lo que tengo. - “...la lengua es un fuego, un mundo maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno, prende a su vez fuego a todo el curso de la vida.” (Stgo 3:6)
Mi boca muestra lo que realmente soy. - "El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca."(Lc. 06:45)



La responsabilidad de las palabras:

Hablando la verdad en amor ...
Revise sus motivos. - "No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes." (Mateo 7:1-3)
Planifique su presentación. - "El sabio de corazón controla su boca; con sus labios promueve el saber." (Proverbios 16:23)
Ofrezca afirmación. - "Una palabra de aliento hace maravillas!" (Proverbios 12:25)
Arriésguese al rechazo. "El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad." (1 Corintios 13:06)
  1. ¿Hay alguien en tu vida quien ha dicho palabras que te dolieron o hirieron? ¿Qué podrías hacer para perdonar esas palabras dichas sin cuidado? ¿Porqué seguirías nutriendo ese hoyo en tu corazón? Dáselo a Jesús. Después de todo, Él pagó el precio de esa sanidad en la cruz.
  2. ¿Hay alguien a quien has hecho doler con tus palabras? ¿Has herido o retenido la verdad de alguien que necesitaba eschucharla? ¿Con quién deberías reconciliarte en esta semana?
  3. En esta semana, al caminar como alguien a quien se le dio el poder y la responsabilidad de las palabras, pregúntale a Dios a quienes puedes edificar y alentar para el beneficio de Dios y de las personas.   
Hasta la próxima semana...

    martes, 1 de marzo de 2011

    Oír el acento argentino...

    Ayer fui al consulado argentino en Nueva York a gestionar mi pasaporte para viajar a Argentina a fines de marzo. Era un día frío y lluvioso. Mi capucha no me dejaba ver el paisaje de la ciudad en su totalidad. De repente veo la bandera argentina saliendo de uno de los edificios, mi corazón pegó un salto. Apuré el paso y efectivamente era el edificio del consulado. Cuando entré me recibió el rostro amable y sonriente de una señora con acento provinciano (parecía entrerriano). ¡Qué lindo fue esuchar ese acento! Cuando caminé a la próxima ventanilla, un acento porteño y una manera de actuar tan propia de los argentinos que me hacía sentir en casa. Me es difícil poner en palabras lo bien que me sentí. Ese día regresé contento, todavía no comenzó mi viaje pero, ya casi... estuve en Argentina.

    Algo parecido ocurre cuando nos reunimos con otros cristianos. Hablan un lenguaje parecido al del cielo. Se refieren a cosas similares. Tienen intereses eternos que tienen que ver con nuestra tierra prometida. Estar con otros cristianos es como tener un adelanto del cielo. Es una preparación para nuestro gran viaje. Es casi... estar en el cielo.

    Dios les bendiga...

    miércoles, 6 de octubre de 2010

    La Oración: Una alternativa a la preocupación

    De la oración en Mateo 6:9-13, hoy puntualizamos el vers. 11:

    Danos hoy nuestro pan cotidiano
    Pensemos en las siguientes 3 palabras: “Danos”, “Hoy” y “Pan”.

    Danos”: es pedir, es reconocer que todo proviene de Dios. Pedir pan promueve la gratitud de nuestra parte. Pedir también produce humildad. Hay quien dice: “Todo lo que tengo lo gané con el sudor de mi frente”- mostrando incapacidad de reconocer al que le da salud, capacidad de trabajo y prosperidad.

    Hoy”: Para avanzar en la vida necesitamos vivir el “hoy”. Las decisiones se toman en el presente. Las alegrías se disfrutan hoy. Tengo que esforzarme en lo que hago hoy. Si quiero acercarme a mi esposa/o, hijo/a, padre o madre, es hoy que puedo hacer algo. Lo pasado pasó y el futuro no está en mis manos. Solo tengo el hoy. Vivir en el pasado o en el futuro nos inmoviliza, nos succiona las energía que podríamos usar para vivir el presente. Jesús dice: “No se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes” (Mateo 6:34)

    Pan”: En esta palabra podemos incluir todo lo que poseemos, o más bien, “todo lo que necesitamos”. Cuando pedimos algo a Dios debemos tratar de diferenciar entre lo que “queremos” y lo que “necesitamos”. Asi que, no nos preocupemos, sino depositemos nuestras cargas delante de Dios.

    El apóstol Pablo nos dice: “No se inquieten por nada, más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” (Fil.4:6,7)

    Daniel Martin, pastor.
    Reflexión del día 10/06/10

    domingo, 5 de septiembre de 2010

    La viuda pobre


    Marcos 12: 41-44

     41 Un día, Jesús estaba en el templo, y se sentó frente a las cajas de las ofrendas. Allí veía cómo la gente echaba dinero en ellas. Mucha gente rica echaba grandes cantidades de dinero.
    42 En eso llegó una viuda pobre, y echó en una de las cajas dos moneditas de poquísimo valor.
    43 Entonces Jesús dijo a sus discípulos:
        --Les aseguro que esta viuda pobre dio más que todos los ricos.
    44 Porque todos ellos dieron de lo que les sobraba, pero ella, que es tan pobre, dio todo lo que tenía para vivir.

    Algo para aprender:
    Jesús está cerca: En la vida cotidiana, ve a los solitarios en la muchedumbre. La viuda fue a ofrendar sin pensar en que Jesús la estaba viendo. Jesús estaba a su alrededor.

    Jesús ve las cosas tal como son: Vio como ricos daban sobras y la viuda entregó todo.
    Jesús solamente espera de nosotros aquello que podemos entregar. Pero debemos entregar todo: nuestra vida, nuestro trabajo, nuestra reputación, nuestra fuerza, nuestra salud, nuestra familia.

    Algo para pensar:
    . ¿Qué tenemos para entregar?
    . ¿Estamos dispuestos a entregarlo?

    (Preparado por Hannelore Schultz)

    lunes, 30 de agosto de 2010

    La mujer samaritana

    Texto: Juan 4:6-24 (bosquejo)

    Jesús se acerca al ser humano:
    • Conversación cotidiana, Jesús compara el agua con el agua espiritual. (v.14)
    • Jesús la conoce y la comprende (v.14)
    • Revelación espiritual: ¿Dónde y cómo adorar? (v.24)
    Reacciones de la mujer samaritana:
    • Se resistía a vencer la barrera cultural de separación (v.9)
    • Trata de entender la enseñanza espiritual (v.11,12)
    • Le pide a Jesús el agua espiritual del que habló. (v.15)
    • Entiende que Jesús era alguien especial (un profeta) (v.20)
    • Quiere saber como adorar (v.20)
    Conclusión:
    • Jesús nos busca
    • Dios quiere que seamos verdaderos adoradores.

    domingo, 29 de agosto de 2010

    Actitud de servicio

    Nuestro Dios es un Dios de amor y misericordia. El está éticamente definido y el que se quiere acercar a Él debe alinearse con esta actitud de amor y misericordia que es parte del carácter de Dios. No podemos acercarnos al Dios de amor y misericordia sin comenzar a vivir nosotros mismos ese amor y misericordia. Al acercarnos a Dios nos contagiamos de su carácter. “Dime con quien andas y te diré quien eres...” si caminamos cerca de Dios va a ser formado en nosotros ese tipo de carácter parecido al de Dios.

    Texto: Filipenses 2: 3--11

    1. Ejemplo máximo de servicio: CRISTO. El nos mostró la mejor actitud para la vida diaria. La actitud que nosotros debemos imitar.
    v.5 Pablo nos dice: “Haya en vosotros este sentir...”RV60;
    “La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús”(NVI)

    ¿Y cómo era la actitud de Cristo?
    Jesús tocó al enfermo cuando socialmente era mal visto tocar a esos enfermos.
    Jesús lavó los pies de sus discípulos, un servicio que ni los discípulos quisieron hacer.
    Se interesó en la comida y la salud de la gente (alimentó... sanó).
    El enseñó para ayudar a la gente a conocer y entrar al reino de los cielos.

    (Fil.2:1) Esa actitud de servicio en nosotros es inspirada por nuestra unión con Cristo.

    2. Una historia para ejemplificar: “El buen samaritano” (Lucas 10:25-37)
    Veamos la historia que Jesús utilizó para ejemplificar la puesta en práctica de esta actitud de servicio. “Amor al prójimo”

    Es interesante que Jesús pone como ejemplos negativos a dos religiosos. Sacerdote y Levita. El sacerdote representaba al pueblo delante de Dios, cumplía ciertos ritos delante de la presencia de Dios en nombre de la comunidad. El levita era un ayudante del sacerdote y se encargaban del servicio en el templo.

    ¿Es posible que el “servicio religioso” nos distraiga del servicio cotidiano? ¿Es posible que tu preocupación por actividades eclesiásticas te distraigan del servicio que Dios espera que tú hagas?

    El servicio "en la iglesia" no debe reemplazar el servicio que Dios espera de ti hacia el prójimo que está en tu camino. Dios lo puso ahí, él lo ama y te puso a tí en su camino para demostrar su amor por esa persona. Tu eres un instrumento de Dios para amar a tu prójimo. Dios te amó a ti y quiere amar a través de ti.

    Nuestro prójimo es siempre una oportunidad de servicio. “Todo lo que te viene a la mano para hacer hazlo según tus fuerzas...”(Ecl.9:10). Y siempre delante del Señor deberíamos dejar abierta la pregunta: “Cómo quieres que te sirva hoy...”

    3. Al servir desarrollamos actitudes fundamentales que nos hacen mejores personas:

    • Humildad: Nadie tenga más alto concepto de si que el que debe tener (megalomanía, omnipotencia). Rom.12:3. Sin verdadera humildad el servicio se distorciona, Ej. Predicar sin humildad distancia al predicador de las demás personas. Dar sin humildad produce paternalismo. Ejemplos de la misión: creerse grande porque uno ayuda...

    • Amor, afecto, entrega de uno mismo: Valorar al otro como superiores a sí mismo (v.3). Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos. Oseas 6:6
    Nos puede pasar a cualquiera de nosotros (y de hecho nos pasa) que nos preocupamos demasiado por nuestra condición personal que olvidamos al que está a nuestro alrededor.
    1 Cor.13:1-3 nos recuerda que el servicio sin amor no vale nada, es como un ruido sin sentido que no beneficia a nadie.

    • Valorar a los demás: Dar un vaso de agua fría a un discípulo aunque sea a uno pequeño (alguien desvalorizado) “a mi lo hicisteis” dice Jesús (Mt.10:42).
    Considerar a cada persona como “imagen de Dios” y digna de ser servida.

    Es interesante la descripción de objetivos de la misión de la orden iniciada por la Madre Teresa de Calcuta: “cuidar de los hambrientos, desnudos, sin hogar, lisiados, ciegos, leprosos, todos aquellos que no se sientan deseados o queridos, aquellos que no tengan ningún cuidado de parte de la sociedad, gente que se ha convertido en una carga para la sociedad y son rechazados por todos”
    Se parece mucho a la misión de Cristo no?... Pero, aún así preferimos alabar, cantar, ofrendar y luego decir “hemos servido a Dios”

    (Foto usada con permiso: photo: Wikimedia-Commons User Túrelio, Creative Commons BY-SA 2.0-de)
    • Servir sin ostentación: Si hacemos algo simplemente para mostrarnos estamos errando (Jesús y las ofrendas en el templo). “Cuando des a los necesitados, que no entere tu mano izquierda lo que hace la derecha...” Mt.6:3


    • Servir para construir: Debemos buscar el provecho de los demás. Debemos dar o ayudar solo de una manera que sirva. La edificación, construir... 1 Cor.12:7
    Evitar la dependencia del que es ayudado. Ej. Liderazgo empoderador. Pastorado para perpetuarse. Edificar para no ser necesario.

    CONCLUSIÓN:
    • Nuestro ejemplo e inspiración debe ser siempre Cristo
    • Mantengamos abierta la puerta de nuestro corazón para la aparición de un “prójimo” en nuestro camino. Oremos diciendo: "Señor muestrame a quién quieres que sirva hoy en tu nombre."

    domingo, 13 de junio de 2010

    Porqué de la supuesta inferioridad de la mujer

    Aquí hay razones de la supuesta inferioridad femenina que fueron usadas a lo largo de la historia y hoy en día para humillar y desautorizar a la mujer. Estas razones fueron usadas por cristianos, judíos y musulmanes. Algunas son innatas y otras circunstanciales. Elije la que quieras: *
    1. Pecado (comer del árbol prohibido del conocimiento en el Edén).
    2. Responsabilidad de criar a los hijos.
    3. La capacidad de despertar sexualmente al hombre, quien podría entonces participar en relaciones sexuales ilícitas.
    4. Tener un cuerpo de mujer, que no reflejaría la imagen de Dios.
    5. Tener un cuerpo de mujer, que estaría más cerca de la naturaleza que el cuerpo del varón, y por lo tanto estaría alejada de la razón trascendente que sería divina.
    6. Haber sido creada segunda en vez de primera.
    7. El hecho de que Jesús era varón y no mujer.
    8. El hecho de que Dios es más frecuentemente descripto como masculino y no femenino.
     Si hacemos un paso atrás y examinamos cada explicación no puedes dejar de ver sus defectos:
    1. Adán también comió de la fruta prohibida.
    2. La responsabilidad de criar los hijos no dura toda la vida, y de paso, ¿Acaso la capacidad de dar a luz a un nuevo ser no hace a la mujer más semejante a Dios que el varón?
    3. El varón puede aprender autocontrol sexual, y si los varones se consideran líderes naturales, porqué muestran tanta falta de dominio propio?
    4. La Biblia dice explícitamente que ambos varón y mujer fueron creados a imagen de Dios.
    5. Una persona puede dar a luz un bebé y al mismo tiempo tener la habilidad de razonar.
    6. Si ser primero es mejor que ser segundo, ¿Porqué los animales no son superiores a los humanos? (los animales fueron creados antes que el hombre).
    7. Jesús no era solo un varón, él era también judío, pero los cristianos gentiles no se considerarían inferiores a los judíos. (Si la mujer debería sentirse inferior porque Jesús era varón, entonces los gentiles deberíamos sentirnos inferiores a los judíos porque Jesús era judío).
    8. La Biblia hebrea (aceptada por cristianos y musulmanes), como también el Corán, se refiere a Dios en términos e imagenes femeninas y masculinas. Y Jesús se refiere a si mismo en imagenes femeninas: "como la gallina junta sus polluelos..."(Mateo 23:27).
     * del libro: Taking back God, American women rising up for religious equality, Leora, Tanenbaum, Farrar, Strauss and Giroux, New York, 2009.