lunes, 30 de agosto de 2010

La mujer samaritana

Texto: Juan 4:6-24 (bosquejo)

Jesús se acerca al ser humano:
  • Conversación cotidiana, Jesús compara el agua con el agua espiritual. (v.14)
  • Jesús la conoce y la comprende (v.14)
  • Revelación espiritual: ¿Dónde y cómo adorar? (v.24)
Reacciones de la mujer samaritana:
  • Se resistía a vencer la barrera cultural de separación (v.9)
  • Trata de entender la enseñanza espiritual (v.11,12)
  • Le pide a Jesús el agua espiritual del que habló. (v.15)
  • Entiende que Jesús era alguien especial (un profeta) (v.20)
  • Quiere saber como adorar (v.20)
Conclusión:
  • Jesús nos busca
  • Dios quiere que seamos verdaderos adoradores.

domingo, 29 de agosto de 2010

Actitud de servicio

Nuestro Dios es un Dios de amor y misericordia. El está éticamente definido y el que se quiere acercar a Él debe alinearse con esta actitud de amor y misericordia que es parte del carácter de Dios. No podemos acercarnos al Dios de amor y misericordia sin comenzar a vivir nosotros mismos ese amor y misericordia. Al acercarnos a Dios nos contagiamos de su carácter. “Dime con quien andas y te diré quien eres...” si caminamos cerca de Dios va a ser formado en nosotros ese tipo de carácter parecido al de Dios.

Texto: Filipenses 2: 3--11

1. Ejemplo máximo de servicio: CRISTO. El nos mostró la mejor actitud para la vida diaria. La actitud que nosotros debemos imitar.
v.5 Pablo nos dice: “Haya en vosotros este sentir...”RV60;
“La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús”(NVI)

¿Y cómo era la actitud de Cristo?
Jesús tocó al enfermo cuando socialmente era mal visto tocar a esos enfermos.
Jesús lavó los pies de sus discípulos, un servicio que ni los discípulos quisieron hacer.
Se interesó en la comida y la salud de la gente (alimentó... sanó).
El enseñó para ayudar a la gente a conocer y entrar al reino de los cielos.

(Fil.2:1) Esa actitud de servicio en nosotros es inspirada por nuestra unión con Cristo.

2. Una historia para ejemplificar: “El buen samaritano” (Lucas 10:25-37)
Veamos la historia que Jesús utilizó para ejemplificar la puesta en práctica de esta actitud de servicio. “Amor al prójimo”

Es interesante que Jesús pone como ejemplos negativos a dos religiosos. Sacerdote y Levita. El sacerdote representaba al pueblo delante de Dios, cumplía ciertos ritos delante de la presencia de Dios en nombre de la comunidad. El levita era un ayudante del sacerdote y se encargaban del servicio en el templo.

¿Es posible que el “servicio religioso” nos distraiga del servicio cotidiano? ¿Es posible que tu preocupación por actividades eclesiásticas te distraigan del servicio que Dios espera que tú hagas?

El servicio "en la iglesia" no debe reemplazar el servicio que Dios espera de ti hacia el prójimo que está en tu camino. Dios lo puso ahí, él lo ama y te puso a tí en su camino para demostrar su amor por esa persona. Tu eres un instrumento de Dios para amar a tu prójimo. Dios te amó a ti y quiere amar a través de ti.

Nuestro prójimo es siempre una oportunidad de servicio. “Todo lo que te viene a la mano para hacer hazlo según tus fuerzas...”(Ecl.9:10). Y siempre delante del Señor deberíamos dejar abierta la pregunta: “Cómo quieres que te sirva hoy...”

3. Al servir desarrollamos actitudes fundamentales que nos hacen mejores personas:

  • Humildad: Nadie tenga más alto concepto de si que el que debe tener (megalomanía, omnipotencia). Rom.12:3. Sin verdadera humildad el servicio se distorciona, Ej. Predicar sin humildad distancia al predicador de las demás personas. Dar sin humildad produce paternalismo. Ejemplos de la misión: creerse grande porque uno ayuda...

  • Amor, afecto, entrega de uno mismo: Valorar al otro como superiores a sí mismo (v.3). Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos. Oseas 6:6
Nos puede pasar a cualquiera de nosotros (y de hecho nos pasa) que nos preocupamos demasiado por nuestra condición personal que olvidamos al que está a nuestro alrededor.
1 Cor.13:1-3 nos recuerda que el servicio sin amor no vale nada, es como un ruido sin sentido que no beneficia a nadie.

  • Valorar a los demás: Dar un vaso de agua fría a un discípulo aunque sea a uno pequeño (alguien desvalorizado) “a mi lo hicisteis” dice Jesús (Mt.10:42).
Considerar a cada persona como “imagen de Dios” y digna de ser servida.

Es interesante la descripción de objetivos de la misión de la orden iniciada por la Madre Teresa de Calcuta: “cuidar de los hambrientos, desnudos, sin hogar, lisiados, ciegos, leprosos, todos aquellos que no se sientan deseados o queridos, aquellos que no tengan ningún cuidado de parte de la sociedad, gente que se ha convertido en una carga para la sociedad y son rechazados por todos”
Se parece mucho a la misión de Cristo no?... Pero, aún así preferimos alabar, cantar, ofrendar y luego decir “hemos servido a Dios”

(Foto usada con permiso: photo: Wikimedia-Commons User Túrelio, Creative Commons BY-SA 2.0-de)
  • Servir sin ostentación: Si hacemos algo simplemente para mostrarnos estamos errando (Jesús y las ofrendas en el templo). “Cuando des a los necesitados, que no entere tu mano izquierda lo que hace la derecha...” Mt.6:3


  • Servir para construir: Debemos buscar el provecho de los demás. Debemos dar o ayudar solo de una manera que sirva. La edificación, construir... 1 Cor.12:7
Evitar la dependencia del que es ayudado. Ej. Liderazgo empoderador. Pastorado para perpetuarse. Edificar para no ser necesario.

CONCLUSIÓN:
  • Nuestro ejemplo e inspiración debe ser siempre Cristo
  • Mantengamos abierta la puerta de nuestro corazón para la aparición de un “prójimo” en nuestro camino. Oremos diciendo: "Señor muestrame a quién quieres que sirva hoy en tu nombre."